cambiar pomo puerta interior

¿Cómo cambiar el pomo de una puerta?

Herramientas para cambiar un pomo

Antes de decirte las herramientas necesarias, debes saber que al seleccionar un pomo nuevo debes considerar dos factores que determinan su calidad, estos son el número de ciclos de apertura, es decir las veces que ese pomo va a abrir una puerta, y el material de fabricación, esto debes elegirlo en función del lugar geográfico en el que te encuentres: puede ser acero inoxidable o latón. Hecho esto, entonces las herramientas que debes tener a mano son:

  1. Destornillador manual o de baterías. Puede ser plano o de estrella, depende del tipo de tornillos que fijen el pomo a la puerta.
  2. Lubricante o aceite para engrasar las piezas internas del pomo.
  3. Pomo sustituto que tenga apertura a la mano adecuada, ya que hay puertas que abren a la derecha o a la izquierda.

Pasos para cambiar el pomo de la puerta

Una vez que tienes a mano todas las herramientas y el material necesario que te hemos indicado, puedes proceder a cambiar tu pomo siguiendo nuestro paso a paso donde te explicamos lo que debes hacer:

  • Retirar el pomo antiguo: este lo debes retirar por completo, para ello debes destornillarlo para que así se separe de la puerta, retirar los embellecedores (placa metálica que cubre el tirador). Hecho esto verás el tetón, que lo contiene el tirador, y es una pieza en forma de botón que hace tope entre la bola y la barra que la sujeta, este hace que la barra no se caiga, debes apretar dicha pieza para poder quitar el agarrador y sacar la bola del pomo. Lo que falte por quitar, ayúdate con el destornillador, manteniendo el tetón apretado, y estirando ligeramente la bola hacia ti.
  • Sacar la barra del pomo: cuando esta ya este sobresaliente, debes ir sacándola. Para ello gira el tetón para ayudarte y poder separarlo del resto de las piezas, y vas a repetir el paso 1 junto con el inicio de este paso, pero con el otro lado de la puerta.
  • Retira el pestillo: este paso lo damos porque en muchos casos los pomos redondos suelen romperse por el uso diario, lo mejor en estos casos es cambiarlo por completo, pero sobre todo cambiar la parte del pestillo. Lo que debes hacer es sacar primero los dos tornillos que sujetan la chapa, y luego podrás sacar la chapa.
cambiar pomo puerta exterior

Antes de pasar al paso 4 y 5, debemos darte un consejo para asegurar que todas las piezas nuevas que compres sean iguales a las que estabas usando antes, lo mejor es que lleves el pomo viejo junto con el pestillo a la ferretería y que así te vendan uno igual, ya que los puedes encontrar con pestillera espadín o con pestillera circular. Además, este es un muy buen dato, ya que haciendo esto podrás aprovechar los huecos de los tornillos antiguos y evitarás hacer más daño a la puerta. Ahora teniendo el pomo nuevo en mano, podemos proseguir con los últimos dos pasos:

  • Coloca el pestillero y el pomo principal: lo primero que debes hacer es lubricar todo el mecanismo interior del pomo para que funcione con suavidad y evites desgastes., una vez lo hagas puedes proceder a colocar la primera pieza de tu nuevo pomo, que es el pestillero, colócalo dentro de la puerta y atornilla la chapa. Luego puedes colocar el pomo principal (tiene la barra), para ello pones el embellecedor, posteriormente la barra a través de este y de la puerta, sucesivamente encajas el tirador apretando el tetón, y por último coloca la manilla en el embellecedor para atornillar.
  • Instala el pomo secundario: este no lleva barra, para colocarlo tienes que encajarlo a la barra del pomo principal, sin olvidar colocar primero el embellecedor, ahora aprieta el tetón para que sujete el agarrador y procede a atornillar el embellecedor.

Cuando hayas terminado la instalación tienes que probar girar el pomo para ambos lados para cerciorar que abre y cierra con facilidad, si no es así entonces comprueba el ensamblaje y si, por lo contrario, funciona correctamente entonces has culminado el trabajo.

Pomos sin tornillos ¿cómo cambiarlos?

Para finalizar nuestro artículo, vamos a hablarte de un tipo de pomos que parece no tener tornillos, pero resulta que sí los tienen, solo que se encuentran ocultos bajo la placa decorativa que tiene la manija. Para poder cambiar este tipo de pomos, lo primero que debemos hacer es levantar dicha placa para descubrir los tornillos. Se abre la puerta para tener acceso a ambas partes del pomo, luego debes mirar debajo de la perilla de la puerta y buscar una pequeña ranura o agujero que debe ubicarse en el cuello entre el botón y la placa decorativa.

Hecho esto inserta un destornillador pequeño de punta plana en la ranura o un clic en el agujero, y presiona hacia dentro el pasador de retención, tira de la perilla en el interior de la puerta y fuerza la placa de la puerta. Sujétala con los dedos y gírala en sentido opuesto para liberar la placa, así es como dejaras a la vista los dos tornillos que sujetan el conjunto pomo de la puerta.

Cuando esos tornillos quedan al descubierto simplemente deberás hacer los pasos que te hemos indicado en el apartado anterior y ya habrás cambiado tu pomo. Pues como ves cambiar un pomo es una tarea fácil que solo requiere paciencia, sin embargo, si te resulta una tarea compleja siempre puedes optar por llamar a un cerrajero profesional.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button